En multitud de ocasiones hemos escuchado que las vitaminas y minerales son nutrientes esenciales para nuestra salud. Y la mejor forma de obtener estos elementos naturales es por medio de una alimentación saludable.

Hoy conoceremos los beneficios de estos aportes para nuestro organismo y que también encontramos en los brotes y semillas germinadas.

Cuando hablamos de minerales nos referimos a elementos naturales no orgánicos que representan el 5% del peso corporal del organismo al que ayudan en la formación de los huesos, en la regulación del ritmo cardíaco y en la producción de las hormonas.

Así, el calcio y el fósforo son esenciales para la formación de los dientes y los huesos, el potasio participa en que haya una buena comunicación entre los nervios y los músculos, el cloro favorece el equilibrio de los líquidos corporales, el hierro ayuda al transporte de oxígeno, el yodo es esencial durante el embarazo, el cobre es importante para la formación de los glóbulos rojos y el zinc es uno de los oligoelementos que ayuda a que el sistema autoinmune funcione de forma adecuada. ¡Más no se puede pedir a unos minerales que encontramos de forma gratuita en nuestra alimentación!

Por su parte, las vitaminas nos ayudan en la prevención de enfermedades importantes. Así, las principales son:

  • Vitamina A: esencial para mantener un buen estado de la vista y el sistema inmunitario, además de aportar beneficios a órganos como el corazón, los pulmones y el riñón. También cuida los huesos, los dientes, el cabello o las uñas.
  • La vitamina B nos da energía, además de ayudar al funcionamiento del sistema nervioso y a tonificar la masa muscular.
  • Pasamos a la vitamina C, conocida por todos por su poder antioxidante y su eficacia para reforzar el sistema inmunológico. Por si fuera poco, esta vitamina facilita la absorción de hierro y contribuye a la regeneración de los músculos y los tejidos.
  • La vitamina D ayuda a nuestro cuerpo a absorber el calcio, uno de los principales componentes de nuestros huesos.
  • La vitamina E es un compuesto antioxidante que ayuda a prevenir el desarrollo de enfermedades crónicas y el envejecimiento.
  • Por último, la vitamina K desempeña funciones importantes en el desarrollo del corazón y de los huesos, aparte de optimizar los niveles de insulina y ayudar a que se coagule de manera correcta.

En el caso de los productos que ofrecemos desde Grupo Foody’s es importante resaltar los minerales y vitaminas presentes en nuestros germinados. Así, los procedentes de la soja, los garbanzos o las judías tiene un importante contenido en vitamina D, el germinado de alfalfa presume de tener vitamina A, B y K, mientras que el germinado de trigo llega a aumentar hasta tres veces el contenido de vitamina E.

En cuanto a los minerales, una alimentación sana donde no falten los germinados será rica en calcio, potasio, hierro o zinc, entre otros.